Cuando compras un producto concreto como el café o el azúcar, o depositas tu dinero en una entidad financiera concreta, estás  “tomando partido” por una determinada manera de hacer las cosas. Estás respaldando el proceso que ha hecho posible que dicho producto llegue a tus manos, o estás de acuerdo con lo que la entidad financiera vaya a hacer con ese dinero que has depositado en ella.
Por ...
Leer más